Día mundial contra la Hepatitis

El 28 de Julio se celebra el Día Mundial de la Hepatitis, una iniciativa instaurada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Se conmemora en esta fecha en homenaje al natalicio del Dr. Baruch Samuel Blumberg, descubridor del virus de la hepatitis B.

Hepatitis virales
Las hepatitis virales constituyen un grupo de enfermedades infecciosas conocidas como hepatitis A, B, C, D y E. Afectan a millones de personas en el mundo y causan enfermedad del hígado, tanto aguda como crónica.                                                              
Los cinco virus de la hepatitis (A, B, C, D y E) son distintos; pueden propagarse de diferentes maneras, afectar a distintas poblaciones e impactar a la salud de diversas formas.

Hepatitis A: a nivel mundial, el virus de la hepatitis A por lo general se transmite cuando sin saberlo una persona ingiere el virus mediante el contacto con objetos, bebidas o alimentos contaminados.

La hepatitis A no causa una infección crónica para toda la vida y raramente es mortal, pero puede producir síntomas graves. La vacunación es la mejor manera de prevenir la hepatitis A, la buena higiene de las manos, condiciones sanitarias buenas, ayudan prevenirla.

Hepatitis B: el virus de la hepatitis B se transmite con mayor frecuencia de una madre infectada a su bebé al momento del nacimiento y entre los niños que no se han vacunado. Las personas también se pueden infectar a través del contacto con la sangre y otros líquidos corporales,  mediante el uso de materiales inyectables de usos caseros, equipo médico no esterilizado y el contacto sexual.

La hepatitis B puede variar desde una afección leve que dure pocas semanas hasta una enfermedad grave y crónica. Si una persona se infecta al nacer o durante la primera infancia, es más probable que presente una infección crónica, lo que puede causar cirrosis o incluso cáncer de hígado.

La vacuna contra la hepatitis B es la forma más eficaz de prevenir esta enfermedad

Hepatitis C: el virus de la hepatitis C se transmite mediante el contacto con la sangre de una persona infectada. Las personas se pueden infectar al compartir cualquier equipo usado para  inyectarse drogas, a través de las inyecciones y otros procedimientos médicos realizados de manera insegura. Puede causar tanto infecciones agudas como crónicas. No existe una vacuna contra la hepatitis C.

Hepatitis D: el virus de la hepatitis D se transmite mediante el contacto con sangre infectada. La hepatitis D solamente se produce en las personas que ya están infectadas con el virus de la hepatitis B.

Hepatitis E: el virus de la hepatitis E se transmite principalmente a través de beber agua contaminada. Sin embargo, las mujeres embarazadas que tengan hepatitis E están en considerable riesgo de morir debido a esta infección.